f

menu

domingo, 24 de noviembre de 2013

DUNAS DE BOLONIA- BAELO CLAUDIA


BAELO CLAUDIA

La ciudad nace a finales del siglo II a. C. sobre un asentamiento fenicio-púnico más antiguo (Bailo, Baelokun), era el principal puerto marítimo que enlazaba con la ciudad de Tánger en Marruecos. Es posible que Baelo Claudia tuviera algunas funciones de centro administrativo, pero la pesca, la industria de salazón y el garum, fueron las principales fuentes de riqueza. Estas actividades tenían lugar durante los meses de verano y atraían a la ciudad a numerosos trabajadores temporeros, hecho que determina en parte las características de algunos de sus edificios. El emperador romano Claudio le concedió el rango de “municipium” (municipio romano).

Desde finales del siglo I d.C. su prosperidad viene paulatinamente a menos coincidiendo con la crisis en la producción de sus fábricas, las invasiones del Norte de África (siglo II d.C.), los saqueos de las hordas germánicas (siglo III d.C.) y sobre todo, un movimiento sísmico que arruina los edificios levantados durante la época imperial; factor que acelera el proceso de abandono que ya venía sufriendo la ciudad, y a pesar de lo cual sus relaciones comerciales logran mantenerse hasta el siglo V d.C. Aunque experimentó un ligero rebrote en el siglo III, la ciudad fue abandonada definitivamente en el siglo VII.



Después de esta  breve reseña histórica, deciros que el paseo hasta este lugar está muy justificado, tanto el conjunto arqueológico como la playa con sus dunas y el bonito pueblo de Tarifa,  tienen rincones con mucho encanto, donde pasar el día  disfrutando de todo esto  se hace muy entretenido, acabando al atardecer con unas puestas de sol en la playa espectaculares.