f

menu

sábado, 26 de marzo de 2016

El origen egipcio del ojo de las jábegas malagueñas






Dios egipcio Horus
Nos cuenta la mitología heliopolitana (Heliópolis) que Geb (la tierra de Egipto) y su esposa y hermana Nut (el cielo), dan vida a dos varones, Osiris y Seth  y a dos mujeres, Isis y Neftis . Osiris se casa con Isis, y Seth con Neftis

La leyenda da cuenta de los innumerables enfrentamientos entre Osiris y su hermano Seth. Gracias a un engaño, Seth logra asesinar a Osiris, lo descuartiza y oculta sus restos para evitar que encuentren su cuerpo, desperdigándolos por todo Egipto. Su mujer, Isis, enterada de lo sucedido, busca cada pedazo por todo Egipto. Finalmente, Isis logra recuperar todos los restos de su difunto marido Osiris, y utilizando sus poderes divinos lo resucita.  Y este, partir de entonces se encargaría de gobernar en el país de los muertos, la Duat.

También Isis pudo concebir un hijo del resucitado Osiris: a Horus. Al poco tiempo de nacer, Horus, hijo de Osiris, fue escondido por su madre Isis y lo dejó al cuidado de Tot , dios de la sabiduría, que lo instruyó y crió hasta convertirse en un excepcional guerrero. Al llegar a la mayoría de edad, ayudado por los Shemmsu Hor  luchó contra Seth  para recuperar el trono de su padre, asesinado por aquél.

En el transcurso de estas luchas los contendientes sufrieron múltiples heridas y algunas pérdidas vitales, como la mutilación del ojo izquierdo de Horus. Pero, gracias a la intervención de Tot, el ojo de Horus fue sustituido por el Udyat, para que el dios pudiera recuperar la vista. Este ojo era especial y tenía cualidades mágicas.

El Ojo de Horus, o Udyat, se utilizó por primera vez como amuleto mágico cuando Horus lo empleó para devolver la vida a Osiris. Gozó de gran popularidad en el Antiguo Egipto, siendo considerado un amuleto de los más poderosos: potenciaba la vista, protegía y remediaba las enfermedades oculares, contrarrestaba los efectos del "mal de ojo" y, además, protegía a los difuntos.

 Como talismán simboliza la salud, la prosperidad, la indestructibilidad del cuerpo y la capacidad de renacer. Incluso en la actualidad se sigue utilizando como amuleto por personas que practican diversas religiones en todo el mundo.
 
El ojo sagrado era así mismo motivo de decoración en la punta de los barcos funerarios con el objetivo de que los ojos hicieran de guía del cuerpo hasta las dependencias de Osiris, dios de los difuntos.

Los fenicios (1200 a. C. - 539 a. C.), en contacto con el Egipto faraónico, empezaron a adornar sus naves con dos ojos pintados en la proa,  se sabe que rápidamente extendieron esta costumbre por todas las civilizaciones del Mediterráneo, incluida España, y ha llegado hasta nuestros días. Existe un tipo de embarcación pesquera de origen fenicio conocida como jábega que se usa actualmente en regatas deportivas en el litoral de Málaga y una de sus características es la presencia de unos ojos en la proa.

 

martes, 24 de noviembre de 2015

Somos lo que comemos.



Somos lo que comemos.

Los buitres a lo largo del tiempo, han sido asociados a malos augurios, puesto que su negocio es la muerte. Que le van a hacer, es su nicho ecológico.

 Se suelen denominar carroñeros, ya que la carne de la que se alimentan está en claro proceso de descomposición y se denomina carroña. Aunque es un proceso bastante llamativo, no vemos ni un tercio de lo que realmente está ocurriendo. Una vez sobrevenida la muerte, el organismo del animal deja de tener control sobre el resto de seres vivos que habitan en él y empieza una guerra por ver quien se lleva una mayor parte del pastel.
 
 Durante la degradación, las células muertas se rompen y  liberan toda clase de sustancias -incluidas enzimas- que crean un ambiente ideal para bacterias y los hongos. Las bacterias producen una gran variedad de derivados químicos, por ejemplo, liberan al medio la putrescina y la cadaverina, que son responsables del olor desagradable. Los rasgos del animal se volverán irreconocibles y el cuerpo comenzará a oler a carne podrida. Después de varios días se  comienzan a acumular las bacterias y, como el cuerpo ya no las puede combatir, éstas comienzan a disolver los tejidos.
 
 La metodología que siguen estas aves para acceder al interior del animal fallecido, a veces es ciertamente "escatológica", pues aprovechan las aberturas naturales como el ano, ahorrando energía y esfuerzo en desgarrar carne y romper huesos. Esto los expone claramente a patógenos potencialmente peligrosos, que a ellos no llegan a afectarles. ¿Qué hace que estas aves sobrevivan a semejante banquete?

 En primer lugar, los buitres poseen una cabeza carente de plumaje que es tomada como una adaptación a la alimentación, pues de este modo pueden comer introduciendo la cabeza en las cavidades sin acabar cubiertos de carne putrefacta y sangre. Por otro lado este tipo de aves suele impregnar sus patas de orina y excrementos, lo que les sirve de amortiguador de temperatura y, además, el amoniaco de la orina actúa frente a las bacterias con las que entra en contacto.

 La acidez del tracto digestivo del buitre es más alta que  la de los mamíferos, esto propicia una gran selección bacteriana, quedando muy mermada la biodiversidad de los microorganismos, ya que tan solo unos pocos sobreviven a tales condiciones ambientales.

  Recientemente, un estudio, ha realizado análisis genómicos de muestras tomadas desde la cara hasta el sistema digestivo (aproximadamente hasta el tercio final del colón transverso), y de todos los organismos encontrados, los géneros microbianos Clostridium y Fusobacterium, son los predominantes en la microbiota del buitre. Estos se pueden encontrar en el suelo o formando parte de la flora intestinal de muchos animales (entre ellos nosotros), aunque a estos géneros pertenecen  especies patógenas reconocidas. Alguna de las especies que conforman el género Clostridium han sido catalogadas como "muy peligrosas" para los mamíferos. Sin ir más lejos Clostridium botulinum es productora de la toxina botulínica, para que os hagáis una idea, 0,00000007 gramos de esta toxina es capaz de matar a una persona. Fusobacterium es parte de la flora normal de la orofaringe,  de las vías gastrointestinales y de las vías genitales, pero pueden provocar infecciones después de un trauma accidental, un edema, la anoxia, la destrucción del tejido o de las mordeduras de animales. 

Es sabido que algunas especies de aves carroñeras poseen anticuerpos frente a la toxina botulínica, siendo posible que los buitres sean anfitriones pasivos capaces de tolerar las diferentes toxinas que liberan las células por dicho motivo. O también, puede que hayan establecido una relación de mutualismo, por la cual la bacteria recibe del buitre la ingesta de materia rica en proteínas, mientras que los buitres obtienen los nutrientes que le proporciona la degradación de dicha materia.  


Manuel Martínez Osorio, biólogo.








domingo, 8 de noviembre de 2015

OREJA DE JUDAS (Auricularia auricula-judae)


Auricularia auricula-judae






Es un hongo cuyo aspecto recuerda al oído humano por su forma y pliegues. Es bastante blando y flexible, pero si se deja secar se vuelve duro y quebradizo aunque vuelve a recobrar su aspecto anterior al humedecerlo de nuevo. Puede presentarse en una amplia gama de colores, desde el verde hasta el negro, dependiendo fundamentalmente de la zona en la que se encuentre. La oreja de judas pertenece a la familia de las auriculariáceas. Esta familia tiene una peculiaridad respecto a los demás hongos, pues si la miramos al microscopio vemos que está formada por basidios que se componen de cuatro células cada uno, en lugar de ser como el resto de los hongos cuyos basidios constan de una célula.


Crece habitualmente en grupos, sobre ramas muertas de alcornoques, plátanos, saúcos y otros árboles de hoja plana. El cuerpo fructífero suele aparecer en otoño en lugares húmedos, después de las lluvias, pero ocasionalmente se le puede encontrar en primavera.


 
La base vegetativa de los hongos está constituida por el micelio, que se halla formado a su vez por una serie de hebrillas alargadas. Se encuentra bajo tierra y está unida a la parte exterior del hongo. Los hongos se reproducen por medio de las esporas. La parte subterránea dura todo el año y la exterior comienza a aparecer durante los primeros meses de otoño, hasta la primavera. 
 









jueves, 5 de noviembre de 2015

EL GUARDIAN INVISIBLE





El 15 de Enero del 2013 se publica El Guardián de lo invisible, de Dolores Redondo. Esta novela le ha dado a su autora fama y  el reconocimiento de la crítica y del público,  además está previsto a que se editen sus libros, (porque es una trilogía),  en varios países europeos.
Novela negra en la que se combinan mitología vasca, toques de terror, la idiosincrasia de los pueblos pequeños, las relaciones familiares y por supuesto los crímenes, con enigmáticas escenografías que deben interpretar los cuerpos policiales para poder resolver los casos. Todo esto en un ambiente invernal, plomizo, húmedo  y frio de un pueblecito pirenaico rodeado de abundante vegetación. 

 Nada más empezar el libro tendremos un montón de sospechoso al que cargarle los asesinatos. Engancha desde el primer momento, es una lectura amena y la trama está para mi gusto bien desarrollada. Hay muchos personajes femeninos, es una novela donde las mujeres son las protagonistas. El matriarcado, la maternidad, con  todo lo que esto conlleva, las relaciones de pareja y por supuesto las relaciones laborales entre la protagonista y sus compañeros masculinos y no tan masculinos, nos acompañan en toda la historia.

He leído en alguna parte que los productores de la saga Millenium (Stieg Larsson) ya han comprado los derechos cinematográficos para llevar esta trilogía al cine.

Por sacarle alguna pega a la novela, me cansó en alguna ocasión  las actitudes  de algunos personajes por reiterativas y otras porque no las veía lógicas. Para gusto, los colores, como diría aquel.

Es una historia que ha provocado la visita por nuestra parte de los escenarios donde se desarrolla el libro, el pueblo navarro de Elizondo. He leído la trilogía después de hacer el viaje, con lo que no he tenido que imaginar los lugares donde ocurren los hechos, sólo a los personajes, es otra manera de leer. Ojalá pudiera hacerlo con todas las novelas.

Os dejo una pequeña muestra de las fotografías que hice en el viaje de los escenarios más representativos de la obra.

 No son mías la imagen del  basajaun, la de la diosa Mari y la de la chica con el txantxigorri que las he encontrado por internet.

El guardian de lo invisible from Manuel Martínez Peralta on Vimeo.