f

menu

domingo, 8 de noviembre de 2015

OREJA DE JUDAS (Auricularia auricula-judae)


Auricularia auricula-judae






Es un hongo cuyo aspecto recuerda al oído humano por su forma y pliegues. Es bastante blando y flexible, pero si se deja secar se vuelve duro y quebradizo aunque vuelve a recobrar su aspecto anterior al humedecerlo de nuevo. Puede presentarse en una amplia gama de colores, desde el verde hasta el negro, dependiendo fundamentalmente de la zona en la que se encuentre. La oreja de judas pertenece a la familia de las auriculariáceas. Esta familia tiene una peculiaridad respecto a los demás hongos, pues si la miramos al microscopio vemos que está formada por basidios que se componen de cuatro células cada uno, en lugar de ser como el resto de los hongos cuyos basidios constan de una célula.


Crece habitualmente en grupos, sobre ramas muertas de alcornoques, plátanos, saúcos y otros árboles de hoja plana. El cuerpo fructífero suele aparecer en otoño en lugares húmedos, después de las lluvias, pero ocasionalmente se le puede encontrar en primavera.


 
La base vegetativa de los hongos está constituida por el micelio, que se halla formado a su vez por una serie de hebrillas alargadas. Se encuentra bajo tierra y está unida a la parte exterior del hongo. Los hongos se reproducen por medio de las esporas. La parte subterránea dura todo el año y la exterior comienza a aparecer durante los primeros meses de otoño, hasta la primavera.