f

menu

sábado, 15 de noviembre de 2014

POBRE ENRIQUETA






En el puente de todos los Santos del año 2007 hice con mi familia un maravilloso viaje a París, una ciudad que desde el primer momento me conquistó. El día uno de noviembre tuvimos la fortuna de llegar casualmente al cementerio más antiguo de la ciudad, que tan solo abre sus puertas ese día, por ser el de los difuntos. La humedad calaba hasta los huesos, una humedad que envolvía de verdín la mayoría de las lápidas y le confería al sacrosanto lugar un ambiente muy especial. Allí, mirando aquellas tumbas pensé que era digno de ser reflejado en una novela. Años después me ha dado por escribirla.

Aunque el título es Pobre Enriqueta la verdadera protagonista de la historia es Rita, que narra en primera persona un viaje a París, precisamente, en el puente de todos los Santos. Donde unas horas después de la llegada al hotel, descubre a su marido besándose afanosamente con esa amiga que la ha acompañado en todo desde la infancia. Lejos de arremeterla contra ellos, decide dejarlos allí mismo y continuar el viaje sola. Necesita pensar en su situación, afrontarla de un modo práctico dando de lado a los más básicos impulsos para sacar partido a una nueva vida desde el primer instante.

El puente, aquellos cuatro días, se convierte en algo más de una semana. Su situación cambia, cuando visita el antiguo cementerio y casualmente descubre en una de las lápidas el nombre de Enriqueta Baena. Nombre que la lleva a la historia de sus antepasados de la mano de Marcel, un atractivo francés que, además, la invita a conocer los más extraordinarios rincones la capital.

Para contar la historia de Enriqueta, que es el nexo de todo, parto de la Málaga decimonónica y de soslayo de la guerra de independencia española, por supuesto intentando darle la mayor credibilidad posible; me he ayudado con la lectura de algunos libros que me han gustado bastante y me ha resultado extraordinariamente interesante. Como son: “Málaga frente a la Guerra de Independencia: 1808-1812” de Esteban Alcántara Alcaide editado por la editorial Algazara, perteneciente al género del cómic histórico, o el de “La Mirada de Málaga” de Alfonso Vázquez, redactor de La Opinión; así como de algunas tesis y trabajos fin de carrera alusivos a dicha época. A todos ellos les estoy enormemente agradecida por compartir su sabiduría. También quiero agradecer a Zaida Liñán, a Loli Pérez y a Francisco Javier Rodríguez por su valiosa ayuda con las correcciones, que son imprescindibles.

Ante todo he pretendido que fuera una historia de casualidades, siendo incluso algo insistente al respecto. Es una novela de amores, de viaje, de dos ciudades que me fascinan aún siendo abismalmente distintas, Málaga y París, y de algunas cosas más que tendría que descubrir el lector adentrándose en la maravillosa aventura de las palabras que le dan vida.

Solo me queda decir que de momento no ha salido en papel pero que os podéis hacer con ella en Amazon, la portada está realizada con fotografías hechas por Manuel Martínez Peralta en los lugares donde transcurren los hechos. Y principalmente desear que le guste a todo aquél que tenga la osadía de leerla.

Saludos.

                 Mª Paz