f

menu

jueves, 26 de abril de 2012

CRIPTA DE LOS CONDES DE BUENAVISTA

El actual templo de Nuestra Sra. De la Victoria, es el resultado de las obras de restauración y ampliación que llevó a cabo, José Francisco Guerrero y Chavarino, Conde de Buenavista a finales del siglo XVII, dado que la  antigua iglesia se encontraba bastante dañada debido a terremotos e incendios que había sufrido.
La nueva construcción contó con una torre camarín a tres alturas, donde estos tres elementos, cripta escalera y camarín simbolizan tres edades del alma humana con Dios, Purgativa, Iluminativa y Unitiva.
En la planta baja albergaría el panteón particular de los condes, decorandola con calaveras y huesos  sobre fondo negro. El altar está situado en el centro y a ambos lados se encuentran los túmulos funerarios de los nobles.
 La cripta es un ejemplo de la exageración barroca en la decoración escultórica y dramatización macabra, además cuenta con un rico componente iconográfico donde se representan los distintos estados del alma depués de la muerte, condenados al infierno y símbolos de la resurrección. 
Merece mucho la pena dar un paseo hasta el lugar y disfrutar de otro bonito y escepcional rincón que nos ofrece nuestra ciudad.