f

menu

domingo, 4 de septiembre de 2011

LAS ANGOSTURAS DEL RIO GUADALMINA

Una excursión corta pero divertida, aproximadamente una hora y media, sin correr y parando para hacer fotos. El comienzo es un poco antes de llegar al pueblo de Benahavís, hay un pequeño mirador con un aparcamiento, en la zona que le llaman La charca de las mozas. La vuelta por la carretera son diez o quince minutos. He leído que la vuelta también se puede hacer por una vieja acequia que discurre por la ladera opuesta a la carretera, no sé cómo estará de transitable hoy en día y desde luego no iban a ser diez minutos.
Las Angosturas del río Guadalmina
Este paseo por el río nos ofrece rincones muy bonitos y sorprendentes, sobre todo la parte de lo que llaman sifones. No ofrece ninguna dificultad física, eso sí, hay que nadar bastantes tramos de río y que no te impresione nadar entre paredes de roca y no ver el fondo del río en algunas ocasiones. Hay que bajar por una pequeña presa con una cuerda anudada casi al final del recorrido, pero tampoco ofrece dificultad. El agua estaba muy fresquita para mi gusto, ya en esta altura del mes no hacía nada de calor. Si se hace en otoño, el neopreno se hace indispensable y cuidado cuando el caudal del río lleve mucha agua, mejor no hacerlo y esperar mejor tiempo.
No hicieron falta las mochilas, solo una bolsa estanca para lo imprescindible. No llevaba mi cámara Nikon por miedo a que se mojara, así que utilicé  una cámara sumergible muy normalita. Solo he podido aprovechar una pocas de las que hice, (que fueron muchas), la poca luz que había en todo el recorrido, ya que estábamos dentro de un estrecho cañón que impide que nos llegue la luz del sol, hizo que las fotos salieran movidas, dada las prestaciones de la máquina, (ninguna).  
Una nota negativa, a pie de la presa había mucha basura, se nota que los orcos también han visitado el río.