f

menu

martes, 11 de octubre de 2011

TROY DAVIS

Troy Davis fue acusado a los 20 años de la muerte del policía Mark McPhail; dos años después, en 1991, pese a que el juicio celebrado estuvo plagado de irregularidades -no se encontró el arma homicida, no existía ninguna prueba material de la relación de Troy Davis con el crimen, y la acusación solo se basaba en declaraciones de testigos- se le condenó a morir  ejecutado en Georgia, Estados Unidos.

Troy Davis pasó más de la mitad de su vida en la cárcel, sometido a la tortura de saberse condenado a muerte, proclamando su inocencia hasta el final, no cejando en su empeño de encontrar la verdad y no amedrentándose, pese a la propuesta de no condenarle a muerte si se  declaraba culpable.

Durante los 20 años de agónica lucha contra esta condena que han llevado a cabo defensores de derechos humanos, organizaciones contra la pena de muerte y sobre todo, la familia de Troy Davis, se ha conseguido sacar los colores al sistema de "justicia" del Estado de Georgia, hacer que se retracten siete de los 10 testigos que declararon contra Troy Davis alegando que su relato se encontraba viciado por presiones de la policía, crear un movimiento de apoyo internacional y la petición de la UE, El Vaticano y Amnistía Internacional de paralizar la ejecución. Pero no se ha conseguido que la ley esté a favor de la justicia y en contra de la pena de muerte.
El País. Soledad Campillos. 30-09-2011

El ex boxeador Rubin Hurricane Carter ganó su particular pelea con la justicia después de haberse pasado 19 años en la cárcel y logró que el Tribunal Supremo de los Estados Unidos confirmara la decisión de un juez federal de Nueva Jersey que puso a Carter en libertad en noviembre de 1985. Hurricane Carter fue acusado, junto a otro púgil, John Artis, culpable de un triple asesinato en un bar. Carter nunca llegó a campeón del mundo de los pesos medios, pero estaba considerado como un serio aspirante al título. Su caso se hizo muy popular a principios de los años setenta, dio lugar a la celebración de multitud de conciertos en su honor e inspiró una célebre canción de Bob Dylan, titulada precisamente Hurricane.

                                                                         Troy Davis


2 comentarios:

  1. Cuando un ser humano comete el error de matar a otro u otros hombres, carga hasta el día de su muerte con esa culpa de un modo u otro, bien sea por sus remordimientos de conciencia o por el estado de degradación en el que termina viviendo. Nunca aprobaría la pena de muerte, aceptarlo así sería compararse con ellos, rebajarse. Bastante castigo es vivir la vida privado de libertad para siempre, no poder elegir las cosas mas sencillas.

    El tema de Bob Dylan me recuerda muchísimo mis años mozos en San Pedro, no faltaba casi nunca en nuestras reuniones. Me encanta.
    Bsssss.
    Mª Paz

    ResponderEliminar
  2. La constitución Americana tiene las cosas bien claras en su texto, y muchas personas estarán de acuerdo con este preliminar, pero, aquí hablamos de otra cosa. LO QUE OCURRE ES LA REPRESIÓN CONTRA LOS NEGROS Y OTRAS ACTITUDES CRIMINALES EJERCIDAS DESDE EL ESTADO Y DESDE LA AUTORIDAD MEDIANTE UNA JUSTICIA VICIADA Y POLITIZADA. La venganza es un sentimiento natural y antiguo, pero realizada con luz y taquígrafos contra los indefensos e inocentes es un CANCER A ERRADICAR!!! He dicho, Justo.

    ResponderEliminar