f

menu

martes, 3 de julio de 2012

FLORA DE MÁLAGA - CANDIL

La Aristolochia baetica, conocida vulgarmente como “candil” o “candilillo”, se puede encontrar en toda Andalucía, y parte del Levante, (En el norte de Marruecos también). Es una planta típica del sotobosque, matorral y maleza, librándose de la sombra gracias a sus características trepadoras. La floración es de octubre a mayo. En el caso de la flor de la foto, la encontramos  en los alrrededores de Pizarra .

En esta especie de plantas, que son hermafroditas, las partes femeninas de la flor maduran antes, y las masculinas después. Es una estrategia para evitar la auto-polinización, ya que cuando las anteras producen polen, el estigma ya ha cesado en sus funciones y no es receptivo, evitando así que la flor sea fertilizada con su propio polen.

Este mecanismo permite que al abrir la flor, durante el primer día el estigma recibe polen y los óvulos son fecundados con polen que los insectos traen de otras plantas. Cuando la recepción de polen cesa, las anteras comienzan a producir polen que se les pega a los insectos para luego ser llevado a otras flores y así cerrar el ciclo.

La polinización se lleva a cabo gracias a insectos, la planta  los engañan con olores ficticios,  las flores desprenden un olor corrupto. La flor no permite que los insectos salgan de su interior hasta después de haberlas fertilizado con polen traído de otras plantas. Una vez que han marchitado las partes femeninas y madurado las masculinas, los cuerpos de los insectos, principalmente moscas se llenan de polen y la flor les permite salir a fecundar otras plantas con su polen.

Esto es posible debido a que en el tubo de ingreso hay unas hileras de pelos rígidos dispuestas hacia su interior, lo cual hace fácil entrar pero muy difícil salir. Después de que las flores han sido fecundadas y las anteras han soltado el polen que se pega del cuerpo de los insectos, los pelos del tubo pierden su turgencia y se les hace fácil salir de nuevo al exterior.

La presencia de principios activos, sobre todo en la raíz, como la aristoloquilina, alcanfor y trimetilamina, permite su uso como febrífuga y emenagoga, es decir que provoca la regla, pero en dosis altas puede ser abortiva. Antiguamente la aristoloquia se usaba para provocar el parto a las embarazadas.

Sin embargo, la aristoloquina es altamente tóxica e irritante de las mucosas, pudiendo en dosis altas producir parada respiratoria.

Estos son datos informativos, que a nadie se le ocurra probar,  eran constumbres de épocas pasadas, al estilo druida .  Los experimentos con gaseosa…