f

menu

martes, 5 de julio de 2011

EL LOBO ESTEPARIO

Dicen que es un libro que hay que leer entre los 15 y 24 años aproximadamente, según esto lo leí en el momento adecuado.
Recuerdo que en clase, cuando cursábamos el BUP, los libros de Erich von Däniken, extraterrestres por todas partes, Lobsang Rampa con su Tercer Ojo, poemas y frases de Rabindranath Tagore y la biografía de Bruce Lee, rulaban por clase de mano en mano. Pensamiento oriental y mucho esoterismo. De todas formas no leí entero ninguno de ellos, solo los ojeaba por curiosidad de porqué despertaban tanto interés entre mis compañeros. Fue entonces cuando me compré El Lobo Estepario de Hermann Hesse.
Aún conservo el ejemplar que me compré, una pequeña edición de bolsillo de tapas blandas y páginas amarillentas. La verdad es que no recuerdo que me indujo a comprarlo. Me asombro de mi mismo de cómo pude decidirme a leer un libro de este tipo. Aunque  más me extraño de como pude leerme La Náusea de Sartre.
De todas formas creo que la filosofía de Hermann Hesse caía en terreno abonado en mi clase de BUP.
Lo cierto es que su lectura me impactó bastante, y a pesar del paso de los años, recuerdo algunos pasajes y las emociones que me producía. Y no es que cambie tus ideas pero parece que en tu mente se abriera una pequeña ventana que hasta ahora había permanecido cerrada.
No quiero volver a leerlo, por si acaso ahora no produce el mismo sentimiento, me gustaron sus efectos secundarios.

SINOPSIS:


El lobo estepario es una de las lectura más impactantes y que más suelen recordar quienes la emprenden. Por un lado, la historia que narra es un alucinante viaje a los temores, angustias y miedos a los que se ve abocado el hombre contemporáneo. Pero por otro, la pericia narrativa de Hesse llega en esta novela a su punto culminante, pues mediante la combinación de voces narrativas y de puntos de vista nos ofrece diversas dimensiones de un personaje que intenta vivir al margen de las convenciones sociales. Es sin duda la obra a que más estrechamente ha quedado asociado el nombre de Hesse. Un libro de Hesse es siempre un acontecimiento, y la reciente aparición de sus Relatos esenciales, también publicado en Edhasa, fue objeto de una calurosa recepción por parte de la crítica. Quizá entre lo más singular de esta novela esté que se trata de una obra muy leída por los adolescentes, que descubre un modo duro de enfrentarse a la sociedad, a las relaciones sentimentales y a la muerte. Está considerada como la obra cumbre de un gran autor.