f

menu

lunes, 20 de febrero de 2012

FAMILIA TELERÍN

Yo  creo que es una de los primeros estribillo que nos metió en la cabeza la tele. En mi casa no funcionaba eso de irnos a la cama a la la hora de la familia Telerín, pero de todas formas tampoco me gustaba que dieran ideas a los padres que no veían la hora de que nos fuéramos a dormir, por eso lo veía con cierta incomodidad.
 Lo cierto es que después del anuncio, apenas podía ver la tele porque  tu padre decía que los programas eran para mayores y había que conformarse con oírlos desde otra habitación.
Para los de mi quinta, creo que son de esos programas que se deben meter en la “Cápsula del Tiempo”.