f

menu

miércoles, 2 de noviembre de 2011

DRÁCULA - BRAM STOKER

Bram Stoker escribió en el siglo XIX esta novela un tanto peculiar, pues al tratarse de la historia del Conde Drácula, vampiro, pretende ser de terror sin, en mi humilde opinión, llegar a conseguirlo del todo.  La considero absolutamente romántica, ya que la relación que existe entre Mina y el conde no es otra que una verdadera historia de amor y, por qué no, un tanto erótica a pesar de que no está exenta, como muchas otras novelas decimonónicas, de una función moral. Sus protagonistas femeninas, Lucy y Mina son un claro ejemplo del papel que jugaban las mujeres en la cultura victoriana, con unas perspectivas de futuro basadas únicamente en hacer  un buen matrimonio. Los  personajes masculinos, Jonathan, Arthur, Jonh, Quincey y el propio doctor van Helsing gran experto en ocultismo, son verdaderos héroes, hombres de honor que están dispuesto a dar sus propias vidas por salvar al mundo de los planes que tiene el vampiro para dominarlo. Al estar escrita de un modo epistolar se hace una lectura rápida y bastante amena, en la que se describen de un modo excepcional tanto los paisajes y habitantes de Transilvania como los distintos personajes y ambientes  ingleses.   
 Un dato curioso es, que se dice que estando una noche reunidos Lord Byron, el poeta Shelley y otros amigos contando historias de terror, surge una apuesta y de ella nacen esta novela de vampiros y la de Frankenstein, escrita por Mery Shelley. Una gran suerte para nosotros que acostumbrados al verdadero terror del siglo XXl podemos leerlas sin ningún tipo de espanto y bastante entretenimiento.

                                                                    BRAM STOKER
Artículo enviado por Mª Paz Osorio