f

menu

domingo, 4 de marzo de 2012

SIEMPRE TENDREMOS PARIS - 2ª PARTE

¿Y los westerns?, "LOS 7 MAGNÍFICOS" (John Sturges), un grupo de mejicanos quiere contratar los servicios de pistoleros para defenderse de unos bandidos, delante de Yul Brinner intentan convencerle y le ofrecen todo lo que de valor han podido recoger en el pueblo. –"Me han pagado mucho por mis trabajos, dice Yul Brynner, pero nunca me lo habían dado todo".




"EL ALAMO" (John Wayne), un pastor religioso y un joven explorador forman la vanguardia que intenta localizar el fuerte. Cuando lo divisan, el pastor baja del caballo y saca una biblia, el joven le pregunta: - "Usted se pasa el día rezando", el pastor contesta: -"Yo siempre rezo por la misma cosa: El tiempo y el lugar, el tiempo para vivir y el lugar para morir, es todo lo que tiene el hombre".



 "He oído hablar de ti", -"¿Y qué has oído?, - "Que no eres más que un cobarde", el diálogo encaja a la perfección en la antológica escena final de RAICES PROFUNDAS (George Stevens).



"EVA AL DESNUDO" (J.L.Mankiewicz), una Marilyn Monroe que daba sus primeros pasos en la gran pantalla acompaña como pupila a George Sanders, buscando la oportunidad de un papel, "Mañana te harán una prueba para la televisión", - "¿En televisión también hay pruebas", pregunta Marilyn, - "Querida, en televisión todos son pruebas".

¿Y Woody Allen?, en su etapa de guionista producía 50 chistes diarios. En "SUEÑOS DE SEDUCTOR" (Herbert Ross), el protagonista (Allen) llega a su casa y se encuentra a su esposa (Diane Keaton) recogiendo todas sus pertenencias, desconcertado pregunta: -" ¿qué está pasando?". Ella sube en el coche con todas las maletas dentro: -"Nos separamos, mi abogado hablará con tu abogado". –"No tengo abogado, dile que hable con mi médico".



"AMADEUS" (Milos Forman), un Antonio Salieri envejecido le ha contado a un sacerdote la vida de Mozart, cuya música, muchos años después de su muerte, perdura y se oye cada vez más mientras la suya se pierde en el olvido. Salieri está recluido en un manicomio en silla de ruedas, el sacerdote ha quedado impresionado por la historia de envidia que ha oído. –"No se preocupe padre, yo intercederé por usted, y por todos los mediocres del mundo, yo soy su santo patrón". Es la escena final, un plano recorre el manicomio ofreciendo todas sus miserias, Salieri con los brazos sobre su pecho se dirige a todos: -"Mediocres del mundo, yo os bendigo", al tiempo que oímos la maravillosa música de Mozart.



"!QUE BELLO ES VIVIR!, (Frank Capra), de rodillas escribo esto, George Bailey (James Stewart), junto a su familia, recibe el dinero que le ofrece el pueblo entero, por fin ha descubierto lo maravillosa que es su vida por la cantidad de amigos que tiene, por si todavía hay alguna duda sobre las prioridades de la vida, su hermano Harry lo ratifica: -"Atención todos, brindo por mi hermano George, el hombre más rico de Bedford Falls".