f

menu

lunes, 5 de marzo de 2012

"SIEMPRE TENDREMOS PARÍS"- 3ª PARTE


¿Y "BEN-HUR"?, ¿qué se puede decir?, o mejor ¿qué no se puede decir? (¿verdad Fernando?), épica pura, escenas épicas, diálogos épicos, lo mejor de lo mejor. –"Búscalas Mesala, y olvidaré todos los juramentos que fui haciendo a cada golpe de ese remo al que tú me encadenaste", al final de la carrera de cuadrigas, con un Stephen Boyd derrotado ante Judá, Charlton Heston (de rodillas otra vez). –"Lleva la estrella de David sobre tu pecho y que los romanos sepan qúe clase de hombres nacen en esta tierra", al principio de la carrera.



Y para finalizar, dos de mis diálogos favoritos.
"MR. ARKADIN" (Orson Welles), relata la fábula: -"Un escorpión quiere atravesar un lago y pide a una rana que lo transporte en su lomo. La rana accede y en mitad de la travesía el escorpión le clava el aguijón. Cuando ambos se hunden la rana le pregunta por qué lo hizo ya que ahora él también morirá. El escorpión le contesta: -Ya lo sé, pero no puedo evitarlo, es mi sino".





"GILDA" (Charles Vidor), Rita Haywort está en un casino jugando a la ruleta con un grupo de admiradores a su espalda, está en racha y no para de ganar. Uno de aquellos comenta: -"Los supersticiosos tenemos un dicho: Afortunado en el juego, desafortunado en amores". Ella se vuelve para decirle: -"Menos mal que yo no lo soy". – "¿Qué no es usted?". – "Supersticiosa".




En fin, momentos mágicos que he vivido, desde aquí reivindico la magia del cine que a través de la oscuridad me ha engañado durante más de 40 años, yo –como Billy Wilder- voy al cine a que me engañen.
Pertenezco a una generación que representa el final de una etapa, pero casi, y el principio de otra, también casi.
Jose Luis Garci lo resumió en la dedicatoria final de "ASIGNATURA PENDIENTE":
"A nosotros, que llegamos tarde a todo, al amor, a la política, a la vida ………….. Y a todos los futbolines y billares de España. Y a Marilyn Monroe. Y a Miguel Hernández, que se murío sin que supiéramos que existía".
Ya conocemos la escena, ¿alguien no la ha visto?:



CASABLANCA (Michael Curtiz), un aeropuerto en decorados, una niebla espesa, tanto como la pasión que flota en el ambiente. Ingrid Bergman y Humprey Bogart se despiden, él la ha convencido que finalmente suba al avión con su esposo y líder de la resistencia anti nazi: - "Tal vez hoy no te arrepientas, pero lo harás mañana ó cualquier otro día". El avión está a punto de despegar, los motores rugen y ya no hay tiempo:
Ingrid Bergman –desesperada- pregunta:
- Y, ¿qué va a ser de nosotros?".