f

menu

viernes, 18 de mayo de 2012

EL RESTO ES REPETICION

¡Cuanta razón tenía Mozart! (o el guionista de “Amadeus”). ¿Lo recordamos?: El genial músico es contratado por el Emperador de Austria y en su honor  Salieri ha compuesto una marcha de bienvenida. El mismo Emperador la interpreta al piano. Cuando le regala la partitura, Mozart  ya la ha memorizado y la está tocando. Y después de la tercera o cuarta nota lo dice voz alta: - “El resto es repetición”.
El cine actual está lleno de repeticiones, “remakes” lo llaman, en un intento de confundir el tocino con la velocidad.
Yo no la he visto, pero sé que no hace mucho se produjo un “remake” de “Psicosis” que –según publicitaron- se había copiado plano a plano de la original obra maestra de Hitchcock. ¿Puede haber mayor……………?. “Perros dePaja”, “Chacal”, “Ultimátum a la Tierra”, “La invasión de los ladrones decuerpos” (luego”Ultra cuerpos”, después “Invasión”), en fin…………….
Con todo, y como excepción que confirma la regla, hay “remakes” que están a la altura del original y otros que lo han tomado solo como punto de partida para luego desarrollar una historia propia.
A este grupo pertenece “Fuego en el cuerpo” (LawrenceKasdan). Solo se ha tomado “Perdición” (Billy Wilder) como referencia pero la nueva versión conforma una historia de seducción a la altura del mejor cine negro americano (que es mucho decir). Sensualidad, erotismo, crimen…………. Película llena de detalles tanto visuales (el payaso que se cruza en coche y que le hace ver al protagonista la realidad), como en el guion: -“No debería ponerse esa ropa”, le dice William Hurt a Kathleen Turner, sentados en la barra de un bar, de noche.      –“Solo es un vestido”, responde ella. –“Entonces, no debería tener ese cuerpo”.

Del mismo modo “Los 7 magníficos” (John Sturges), versión libre de “Los 7 Samuráis” (Akira Kurosawa), pero solo como punto de partida. Aunque se hizo famosa sobre todo por la banda sonora de Elmer Bernstein, es un western sólido, impecable, que resiste el paso del tiempo y se disfruta en cada nueva visión. Siete historias, desde Yul Brynner y Steve McQueen…. Hasta EliWallach, como uno de los “mejores” forajidos que ha dado el cine. Momentos inolvidables: La secuencia del entierro al principio, el discurso desde el campanario del pueblo ó el “travelling” del forajido huyendo a caballo después del primer ataque a los mejicanos.
La Mosca” (David Cronemberg), “remake” del mismo título de 1.958 (esto sí es un “remake” puro y duro), pero muy superior, sobretodo porque aborda el  tema desde un punto de vista mucho más “científico” y menos “infantil”. La historia del brillante científico que ha inventado una máquina de teletransportación y experimenta con él mismo sin percatarse de que en el último momento ha entrado en el aparato una mosca se convierte en toda una metáfora sobre las transformaciones que experimenta el ser humano, tanto físicas como mentales, tema por otra parte que obsesiona a Cronemberg. La película se desarrolla prácticamente en un único escenario: el laboratorio del protagonista (Jeff Goldblum) y con muy pocos actores, todo ello acrecienta el terror psicológico.






Alfonso Lozano