f

menu

sábado, 23 de junio de 2012

SAN JUAN

SAN JUAN
“Johnny cogió su fusil” (Dalton Trumbo), sobrecogedora película antibelicista, que arroja a los ojos del espectador la historia de un gravísimo herido de guerra, que se ha visto reducido a un trozo de carne, un auténtico “fantasma” con vida. Trumbo –uno de los mejores guionistas que ha dado el cine, autor, entre otros de “Espartaco”- dirige aquí su propia historia, todo un alegato en contra de la guerra (todas las guerras).


John Ford: Artesano (en la “caza de brujas” de Mccarhty, él mismo se define como “un director que hace películas del oeste”) y genial director, uno de los pilares del séptimo arte. Ha sabido –como ningún otro- captar los momentos de vida. En “La Diligencia” “inventa” el western moderno, en “El Hombre Tranquilo” vuelve a sus raíces irlandesas en una película llena de momentos, en “Centauros del Desierto” realiza la que –para muchos- es la mejor película de la historia del cine y en “El Hombre que mató a Liberty Valance”, definitivamente, nos lleva a la esencia misma del cine, porque la historia se debate entre la realidad y la leyenda. –“Cuando la leyenda supera a la realidad, quédate siempre con la leyenda”. Con razón la respuesta de Orson Welles: -“¿Cuáles son –para usted- los 3 mejores directores de cine?”, -“John Ford, John Ford y John Ford”.
John Wayne: Decía John Ford que “para ser un buen actor solo hacen falta 3 cosas: aprenderse el guión, no saltarse las señales y no tropezar con los muebles”. Marion Robert Morrison, John Wayne,  cumplió esta máxima a la perfección y se convirtió en el actor favorito del maestro, con más de 20 interpretaciones a su lado. Su “Tom Doniphan” lo convierte –ya para siempre- en leyenda, y cuando oímos la última frase de la película –“Todo por el hombre que mató a Liberty Valance”, el senador Ranson Stoddard (James Stewart)  y todos nosotros, sabemos que  el cine es inmortal porque ha triunfado la leyenda.
John Steinbeck: Escritor, ganador del premio Nobel, guionista, retrató en sus obras –como ningún otro- la “gran depresión” americana de los años 30. Autor del guión de “Las uvas de la ira” y de la novela “Al este del edén”, llevada al cine por Elia Kazán.
Juan de Orduña: Prolífico director (también actor), desarrolló su obra a partir de la guerra civil. Su cine es fruto de una época de la historia de España, tachado de propagandista (con razón). Películas como  “Locura de Amor”, “Agustina de Aragón” ó “Alba de América” representan unas ideas (discutibles, como todas), pero también una honestidad en la forma de concebir el cine que ya quisieran algunas (la mayoría) de películas actuales de nuestro cine.
“El honrado Juan”: Uno de los personajes de “Pinocho” (Walt Disney), su mejor largometraje animado. Este zorro, que consigue engañar al protagonista en dos ocasiones, vive para no trabajar, hacer el vago y vivir a costa de los demás. Se llama a sí mismo “honrado”.  En esta época que estamos viviendo, creo que es todo un paradigma.
Felicidades a todos los “Juanes”.









Alfonso Lozano